Temas de interés

2014/04/20La historia tras el Día de la Lengua China

  • ENVIAR
  • IMPRIMIR
  • COMPARTIR






El día de hoy se celebra el Día de la Lengua China, según fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Hace cuatro años la ONU declaró al inglés, el francés, el árabe, el ruso, el español y el chino como los idiomas utilizados en sus foros oficiales para promover la diversidad cultural y el multilingüismo dentro de la organización mundial, así como el significado cultural e histórico de cada uno de estos idiomas.

 

La leyenda alrededor de la invención de los caracteres chinos se remonta a más de 5000 años atrás y tiene a Cangjie (仓颉), un hombre de cuatro ojos y ministro del Emperador Amarillo (Huangdi), como protagonista. El emperador estaba sumamente descontento con el método de registro de la información –se utilizaban nudos de cuerdas– y mandó a Cangjie a que invente un nuevo método de escritura.

 

Tras muchos intentos y consecuentes fracasos, Cangjie se vio iluminado por un objeto que un ave Phoenix dejó caer frente a él: este tenía impresa la huella de un animal. Cangjie consultó a un cazador que inmediatamente, por las características, logró identificar al ave que la había marcado. Esto logró inspirar a Cangjie para crear un sistema de escritura basado en las características concretas de todo lo que lo rodeaba. El sistema de caracteres agradó al Emperador Amarillo, quien llamó a los primeros ministros de cada una de las nueve provincias para que lo aprendieran.

 

Actualmente, existen en China al menos ocho grupos lingüísticos distintos y varios cientos de dialectos y variantes que pueden llegar a ser muy diferentes entre sí. En la República Popular China (RPC) se usa con mucha frecuencia el término "habla común", pǔtōnghua.

 

El idioma oficial del gigante asiático es el mandarín, que reúne a más de 836 millones de personas alrededor del mundo. El estudio de este idioma resulta altamente atractivo a personas de todas las nacionalidades y edades, pues China se acerca a tomar el puesto como primera potencia mundial y ofrece grandes posibilidades comerciales.


Fuentes: Escuela oficial de idiomas de Málaga, Las provincias, Taringa, Orientalmente