Temas de interés

2014/05/26El sector económico chino en crecimiento: el retail

  • ENVIAR
  • IMPRIMIR
  • COMPARTIR






Recientemente, la Unidad de Inteligencia (UI) de The Economist sacó un informe sobre un tema en ascenso en China: el retail, es decir, la comercialización masiva de productos o servicios. Se predice que China superará a Estados Unidos como el mercado minorista más grande del mundo en cinco años.

 

En el 2013, China tomó el primer puesto en tres mercados mundiales: el de comestibles, el de lujos y el de e-commerce, al tener los más grandes a nivel global. Según el informe, China abastece al más alto volumen de viajeros extranjeros (unos 97 millones). No obstante, es un mercado difícil: ya no se considera que con el simple hecho de abrir tiendas el éxito estará asegurado. Por esto, se predice una caída en su crecimiento en este sector, solo hasta 8%.  Sin embargo, el informe se encarga de resaltar que aún con una caída, el crecimiento en el sector de retail es aún envidiable a nivel global.

 

Un punto importante en el informe es el consumo por hogar: muchos consumidores se están movilizando hacia mayores ingresos, por lo que “migrarán” de pequeños negocios a cadenas de retail, produciendo nuevos patrones de consumo que señalarán mayor bienestar. La UI predice que para el 2018, “casi 66 millones de hogares chinos ganarán oficialmente más de US$25,000, creando un mercado significativo”.

 

También se señala que, a pesar del esfuerzo de la capital por impulsar el consumo privado, las provincias han disminuido su objetivo para el 2014, debido a que en el 2013 no lo alcanzaron. No obstante, lo positivo es que la diferencia entre las ciudades costeñas, que son las de mayor crecimiento, y las del interior, está disminuyendo.

 

China sigue siendo altamente atractiva para las firmas que buscan expandirse, según The Economist, sobre todo para las de moda. Muchas empresas como H&M y Gap están planeando establecer más de 30 tiendas. El detalle es que “muchas cadenas locales tienden a concentrarse en una ciudad o provincia en particular”, es decir, a inaugurar más de una tienda en una de estas. La clave para el éxito de las empresas extranjeras que ingresan a este sector en China es reclutar a un asociado local, dado que así se conseguirá un mejor posicionamiento y crecimiento; mientras que, por el otro lado, el reto será llegar a las ciudades de menores ingresos, al interior.

 

El punto final del informe es el reto más grande, pero también la mejor oportunidad para el retail en China: el e-commerce. Los compradores online de China buscan acceder a una mayor cantidad de bienes que los de Occidente mediante páginas webs que ofrecen desde alimentos hasta citas. Además, algo a favor son las incrementadas ventas de smartphones: según el Centro de Información de Redes de Internet de China (CNNIC, por sus siglas en inglés), en el 2012 los smartphones superaron a las computadoras como dispositivo número uno para acceder a Internet: 26% a 30% de las visitas fueron hechas desde smartphones o tablets.

 

A pesar de las dificultades, el informe resalta claramente las oportunidades que también se presentan, sobre todo a retailers extranjeros. Les invitamos a leer el informe completo en The Economist.